La diputada nacional que defendió la quita de feriados porque los argentinos "tienen que trabajar" más, no se pronunció sobre la escandalosa condonación de deuda porque descansa en Punta del Este. Ya había tenido vacaciones en enero, en septiembre y en diciembre.

El presidente Mauricio Macri le perdonó a su propia familia más de 70.000 millones de pesos, correspondientes a la deuda de Correo Argentino con el Estado, que lleva más de 15 años varada en los tribunales a la espera de una resolución, y en medio de las repercusiones, la diputada Elisa Carrió confirmó que se encuentra vacacionando en Punta del Este y no hablará del tema hasta regresar al país dentro de unos días.

La ausencia de Carrió no es casual. Es que la diputada que había defendido la eliminación de los feriados porque los argentinos "tienen que trabajar más", suele tomarse más días de descanso que de trabajo, en sintonía con la línea de acción presidencial.

En enero "Lilita" tampoco se pronunció sobre las inundaciones que azotaron la Provincia de Buenos Aires y la ausencia de María Eugenia Vidal porque estaba vacacionando. Casualmente cuando regresó defendió que Mariu no haya detenido su descanso.

También en diciembre la fundadora de la Coalición Cívica se fue a descansar a Miami, justo en momentos donde estallaba el escándalo por el blanqueo y tenía que presentarse a sesiones extraordinarias para tratar el tema.

Casualmente en septiembre, otro momento delicado de la gestión, la diputaba pensó que lo mejor sería disfrutar de unas "merecidas" vacaciones. En ese momento el destino elegido fue Italia, con una empresaria amiga.