La Cámara Federal porteña resolvió que la denuncia contra el presidente y varios de sus funcionarios debe ser investigada en Esquel, en el marco de la causa principal por la desaparición y muerte de Santiago.

Este viernes se conocerán los resultados de la autopsia que determinarán la causa de la muerte de Santiago Maldonado. El cuerpo del joven, desaparecido el 1 de agosto durante la brutal represión de la Gendarmería en la comunidad mapuche de Cushamen, fue hallado en en el río Chubut el 17 de octubre pasado.

La familia Maldonado señaló días atrás que “si bien tal conclusión revelará algunos datos importantes, lejos estará de poder arribar a certezas muchos puntos”.

Por eso, reclamó que “se abra una nueva etapa en la investigación y se concreten medidas indispensables para averiguar la verdad y lograr identificar a todos los responsables de la desaparición y muerte de Santiago”. También reiteró el pedido de intervención de investigadores independientes a las fuerzas de seguridad federales para “colaborar en la causa y evitar nuevas interferencias y dilaciones”.

Mientras tanto, la Sala I de la Cámara Federal porteña resolvió que la denuncia por encubrimiento presentada por la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH) sea investigada por el Juzgado Federal de Esquel, junto a la causa principal por la desaparición y muerte de Maldonado.

El fallo señala que la tramitación conjunta de las causas es para dar “una más pronta administración de justicia en virtud de la comunidad probatoria que podría existir entre ambas actuaciones”

La denuncia por encubrimiento durante la búsqueda de Santiago alcanza al presidente Mauricio Macri, al jefe de Gabinete, Marcos Peña, a los ministros Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad), al jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Nocetti, al secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, el director de Gendarmería Nacional, Gerardo Otero, y a comandantes de esa fuerza.