El referente social que había llamado a crear milicias populares para defender a Macri y a Vidal, ahora le reclamó al Gobierno Nacional que "paren la represión porque los trabajadores no se van a entregar pacíficamente". Sin brújula.

A días de la victoria de Cambiemos, Raúls Castells había salido a los medios a reclamar la conformación de milicias populares para defender los gobierno de Macri y de Vidal. En aquellos tiempos de luna de miel, el piquetero apostaba por el flamante Gobierno, pero el entusiasmo terminó rápido.

Ahora, el dirigente del Movimiento Independiente de Desocupados y Jubilados (MIDJ), inició una huelga de hambre en Jujuy en apoyo a puesteros que temen ser desalojados de la zona de ex terminal de ómnibus de la capital provincial.

Además el referente social le reclamó al Gobierno Nacional que "paren la represión porque los trabajadores no se van a entregar pacíficamente".

"Defendemos a pequeños comerciantes en una provincia donde históricamente la principal actividad ha sido el comercio", enfatizó Castells y, según la agencia Télam, explicó: "Está el anuncio de que mañana habrá una represión con 400 familias que hace 20 años trabaja en este lugar, nos parece que es una bestialidad".

Por su parte, la presidenta de la cooperativa de vendedores ambulantes del MIDJ Jujuy, Francisca Vargas, denunció que buscan desalojarlos por "ser negros, bolivianos o collas".

"Nos quieren sacar de los lugares de trabajo donde trabajamos todos los días por ser negros, bolivianos o collas", reafirmó.