Alberto F. fue jefe de Gabinete del kirchnerismo entre 2003 y 2008: ese año, renunció al Gabinete para alejarse con críticas del espacio conducido por Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Una década después, se reencontró con CFK: “Nos dijimos todo lo que nos teníamos que decir y saldamos deudas del pasado”, contó Alberto.

“El encuentro fue más humano que político. Con Cristina tenemos un pasado común, donde compartimos mucho en la política y en la vida. Estamos en un tiempo en el que el mayor problema que tenemos es el presente y no el pasado”, completó en declaraciones a FM La Patriada.

En ese marco, el ex funcionarios volvió a elogiar los esfuerzos de diferentes sectores del peronismo para avanzar en charlas por la unidad. “Hay que entender que con Cristina no alcanza y sin ella no se puede. Nadie puede proscribir a nadie”, describió.

“Hay que regenerar en el peronismo un vínculo de convivencia, hay que abrir un gran debate en el que todos puedan opinar, una suerte de canal abierto muy grande”, siguió. “Pero con el compromiso de que si no nos ponemos de acuerdo para 2019, participaremos todos en un espacio común y que las PASO resuelvan quién es el mejor candidato”, aclaró.

Este jueves, en la sede de UMET, distintos actores del peronismo se reunirán para debatir de cara al futuro. Participarán Agustín Rossi, Daniel Filmus, Jorge Taiana y Víctor Santa María por el kirchnerismo; Fernando “Chino” Navarro y Alberto Fernández por el sector de Randazzo; y Felipe Solá y Daniel Arroyo por el massismo. A ellos se agregaron Cristina Alvarez Rodríguez y Florencia Casamiquela.

Esa reunión generó algún cortocircuito en el massismo: algunos dirigentes del espacio cuestionaron la convocatoria, como el diputado nacional Marco Lavagna. Por su parte, Sergio Massa no realizó declaraciones en ningún sentido. Sin embargo, Solá y Arroyo decidieron hacer su juego y ser parte de la convocatoria.