La candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires se refirió en las redes sociales a una imagen que muestra a la madre de Santiago Maldonado con la foto de su hijo: "Cuando vi la imagen de Stella con lágrimas en los ojos, junto a la foto de Santiago cubriéndole la mitad del rostro y leí sus vivencias de madre, pensé: esto no puede estar sucediendo", afirmó CFK.

Cristina usó las redes sociales para volver a referise a al joven que lleva desaparecido más de dos semanas. Además, recordó una entrevista reciente al padre de Santiago: "Cuando leí que el padre de Santiago no quería ver la cara de su hijo en una bandera, me acorde de miles de rostros y entendí profundamente la desesperación de esa familia. No quieren un futuro sin Santiago. Y tienen razón. No quieren la cara de su hijo en una bandera, en un mural o en un cartel, porque saben que mientras su rostro esté allí, él no estará junto a ellos", siguió la ex presidenta.

Esta semana se conocieron novedades importantes en el caso. El juez federal de Esquel, Chubut, aceptó cambiar la carátula de la investigación a "desaparición forzada de persona". De esa manera, se vuelve verosímil la hipótesis planteada por los familiares de Maldonado y los organismos de Derechos Humanos sobre la responsabilidad de la Gendarmería en la desaparición. Esa tesis es descartada por los funcionarios de primer nivel del Gobierno de Mauricio Macri.

Además, se conoció una entrevista realizada al comandante de Gendarmería Diego Balari, quien estuvo a cargo de la represión a los mapuches. Aseguró que recibió instrucciones del ministerio Seguridad que conduce Patricia Bullrich. Ante el Congreso nacional, Bullrich negó esa posibilidad.

La carta completa de Cristina:

"Yo no puedo ver la cara de mi hijo en una bandera, en un mural. Que  aparezca. Eso es lo que quiero. ¿Dónde está? ¿Qué le hicieron? Lo estamos  esperando".

Cuando ayer regresaba de Lomas de Zamora, en medio del temporal, y me  leyeron las palabras del padre de Santiago Maldonado, se me estrujó el corazón y  pedí que me alcanzaran el celular para leer la nota.

Debo reconocer que la nota publicada en el portal de La Nación es conmovedora. Es conmovedor lo que está sucediendo y la periodista tuvo la virtud de reflejar la realidad de lo que está viviendo una familia que no sabe dónde  está su hijo, porque Gendarmería se lo llevó y no apareció más.

Cuando leí que el padre de Santiago no quería ver la cara de su hijo en una  bandera, me acorde de miles de rostros y entendí profundamente la desesperación  de esa familia. No quieren un futuro sin Santiago. Y tienen razón. No quieren la  cara de su hijo en una bandera, en un mural o en un cartel, porque saben que  mientras su rostro esté allí, él no estará junto a ellos. No lo quieren en una  bandera, lo quieren en su casa junto a ellos. ¿Puede haber acaso un deseo más  sincero? La respuesta es una sola: No.

Cuando vi la imagen de Stella con lágrimas en los ojos, junto a la foto de  Santiago cubriéndole la mitad del rostro y leí sus vivencias de madre, pensé:  esto no puede estar sucediendo.

Por eso quiero compartir con ustedes la entrevista a los padres de Santiago  Maldonado: "¿Dónde está? ¿Qué le hicieron? Lo estamos esperando".