Los trabajadores del Conicet marcharán hoy por la mañana para manifestar su “preocupación por los puestos de trabajo”, pedir “información clara” y denunciar las “condiciones de precariedad” que esto produce y la “injerencia del Ministerio de Modernización que está revisando concursos que ya realizó Conicet y que se componen de una multiplicidad de evaluaciones”.

El año pasado cerca de 900 trabajadores ganaron concursos para ingresar al organismo. Sin embargo, el Gobierno de Mauricio Macri, a través del Ministerio de Modernización, viene trabando las designaciones.

Fuentes de la cartera de Modernización que encabeza Andrés Ibarra adelantaron ayer a Política Argentina que “se arregló la cuestión y ya está la documentaciòn de los 380 concursos con vía libre para hacerse efectivos, por lo que ahora ya depende del Conicet”.

Sin embargo, Dora Barrancos, directora del organismo en representación del área de Ciencias Sociales y Humanidades desde 2010, afirmó que “normalmente los ingresos no se dan todos de golpe, siempre ha habido un escalonamiento” aunque precisó a Política Argentina que “este año se ha producido un largo ´gap´”.

“Sólo incorporamos de los ingresos del año pasado 45”, detalló, lo cual significa que se está “a la espera de alrededor de entre 500 y 600 personas entre las carreras de CIC y CPA” que “ya deberían haber entrado porque tienen la documentación bien”, señaló.

La funcionaria confesó que “en el organismo se percibe mucha inquietud” y que “las personas tienen absoluto derecho a manifestarse porque se está demorando mucho más de lo previsto”. No obstante, aclaró que desde Conicet “se hacen gestiones”, pero sentenció que “el problema es en otro lugar”.

D´Urso cuestionó el momento y la demora en que surgió lo anunciado hoy tras la liberación de la documentación de los concursos revisada por Modernización al asegurar que “están viendo que la marcha va a ser muy grande por la gravedad de la situación”.

“Desde que empezó este conflicto empezamos a reclamar y a ver una demora mayor a la de años anteriores, por eso nos movilizamos. Y ahí Conicet ingresa 50 personas en abril. Por eso en ese momento retrocedimos: pensamos que comenzaba a avanzar”, explicó la investigadora, y expresó que por esa razón consideran que la sorpresiva noticia “es para desmovilizar, porque entregamos 5 cartas pidiendo reuniones”.

“Parecen una tomada de pelo estos ingresos a cuentagotas, porque el comunicado no especifica nada. Ni quiénes son los ingresantes, ni cuándo entran, ni plazos ni nada”, reclamó la integrante de JCP, y agregó que por esa razón, por “el desfinanciamiento del sistema” y porque se trata de “una muestra más de que para vencer este ajuste hay que hacerlo movilizados”, es que “el reclamo sigue en pie”.

“Desde JCP nunca barajamos la posibilidad de bajar la movilización”, culminó D´Urso, con lo que ratificó la movilización que los científicos harán mañana frente al Conicet.