La crisis económica que arrasa con la economía se traduce en empresas que dejan de operar y decenas de miles de puestos de trabajo que se pierden. Trabajadores y Pymes son los principales afectados por un modelo económico divorciado del aparto productivo y que solo fomenta la especulación fíananciera. Así lo demuestra la Encuesta Semestral Económica, elaborada por la ONG Defendamos Buenos Aires, que hizo foco en unos 70 núcleos urbanos delÁrea Metropolitana y dio cuenta que casi 100 comercios cerraron por día durante los últimos seis meses en la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires, como consecuencia de la crisis económica que atraviesa el país.

Los rubros más afectados son los de indumentaria, seguidos por las remiserías, bares y demás locales de gastronomía. Mas de 70 mil personas en el territorio se queden sin su empleo. 

El titular de la ONG, Javier Miglino, sentenció que “recorrimos distintos barrios porteños y distritos bonaerenses durante el 15 de abril y el 15 de octubre, viendo que la inesperada y profunda recesión genera que cada día unos 99 comercios bajen la persiana entre Capital y Conurbano”.

Sobre este panorama, Miglino resaltó: “Muchos comerciantes y pequeños empresarios intentaron formar comités de crisis y reestructurar deudas que no pueden pagar, incluso renegociar deudas con bancos (llegan a cobrar más del 100% de interés anual), empleados, proveedores y hasta las prestadoras de servicios, tales como Edenor, Edesur, Metrogas y AguasArgentinas”.

“Más allá de alguna refinanciación puntual, no se pudo evitar el cierre de 7.280 comercios en Capital Federal y 10.540 en la Provincia de Buenos Aires”, resumió el abogado.

Esos 17.280 comercios significan más al hablar de desempleados. Así lo explicó el titular de Defendamos Buenos Aires al señalar que “en general los comercios dan trabajo directo a cuatro personas, incluido el propietario” y alertó: “Haciendo un promedio, en seis meses se perdieron 71.280 empleos, número que da vértigo por la cantidad de hogares afectados”.

Al desmenuzar los datos de manera geográfica, en Capital Federal el barrio más afectado fue Belgrano, con una pérdida de 288 locales habilitados. “Le siguieron Puerto Madero y el Centro, con oficinas que se mudan o desaparecen junto a empleados que cada mediodía compraban comida y bebidas”, precisó.

Según el relevamiento, en el ranking de persianas bajas le siguen Almagro / Balvanera (177), Nuñez / Colegiales (172), San Telmo y Villa Urquiza (169), Retiro(160), Barrio Norte /Recoleta (152), Saavedra (122), Palermo Soho (98), Palermo Viejo / otros (96), Liniers (88), Flores (85), Floresta (74), Villa Luro (62), Mataderos(54), Villa Devoto (52), Agronomía y Villa Pueyrredón (50), Congreso y Villa Crespo (48), Barracas (42), Villa del Parque (41), Chacarita (40), Constitución y Villa Soldati (39), La Boca (35), Parque Avellaneda (33), Villa Lugano (29), Parque Chacabuco (24), Parque Chas (21), Parque Chacabuco (20), La Paternal(17) y Nueva Pompeya (16).

“En la Provincia se recabaron datos en 34 puntos, incluidas La Plata y Mar del Plata, las más afectadas por la recesión, con 297 comercios y 226”, advirtió Miglino. En ese territorio, la lista siguió con Lomas de Zamora Centro/Banfield (187) Quilmes Centro (167), Lanús Centro(156), Avellaneda (141), Adrogué Centro (123), Temperley Centro (121), Florencio Varela Centro (98), Pilar Centro (96), Ramos Mejía (93), Morón Centro (90), San Justo, Tigre Centro y Moreno (89), San Martín Centro (85), Barrio San José (84), El Palomar Centro (80), San Isidro (79), Berazategui Centro (78), Caseros (78), Lomas del Mirador (68), Isidro Casanova(67), Ciudadela (64), La Tablada (59), González Catán (56), Merlo Centro (49), Olivos (45), Monte Grande Centro (39), Burzaco (33), Castelar Centro (32), Vicente López(29), Ituzaingó y Remedios de Escalada (23) y Villa Martelli (13).

Fuente: Portal de Noticias