Se trata del proyecto que crea la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnología de Salud (AGNET), que será discutido en comisión a partir de mañana por la tarde. Será en el Salón Illia, y se espera la presencia del ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien estará acompañado por la doctora Analía López, jefa de Gabinete de la Unidad de Coordinación General, y de otros miembros de su gabinete.

Este es uno de los tres proyectos en que fue dividida la reforma laboral original, frenada a instancias de la CGT el año pasado, luego de que Pablo Moyano hablara de una “Banelco” para su aprobación, cosa que encendió alarmas en el bloque que preside Miguel Pichetto, quien aclaró que no aprobarían una iniciativa que no tuviera el aval de la CGT.

Los otros dos proyectos son el blanqueo laboral, y la creación del Instituto de Formación Profesional, que no solo consistiría en habilitar las pasantías como modalidad de capacitación y no como un vínculo laboral, sino que apuntaría a reconvertir oficios que están desapareciendo.

En el caso del blanqueo, el proyecto incluye una nueva modalidad de cálculo de la indemnización, cosa que fue rechazada por la CGT, por lo que será tema de negociación.

En el caso del proyecto que comenzará a analizarse mañana, el presidente de la Comisión de Salud del Senado, el radical Mario Fiad, valoró esa iniciativa que pone en debate “la creación de un organismo que vendrá a aportar transparencia, certezas y legitimidad a la toma de decisiones en esta materia”.

Vale destacar que la AGNET se encargará de realizar estudios y evaluaciones de medicamentos, productos médicos e instrumentos tecnológicos destinados a prevenir, tratar o rehabilitar la salud, a fin de determinar su uso apropiado y modo de incorporación al conjunto de prestaciones cubiertas por el sector público y el Programa Médico Obligatorio (PMO).