A poco más de un mes de que el INDEC reconociera que al 3er trimestre de 2018 se generaron casi 180 mil nuevos desocupados en la Argentina, se conoció que Macri logró un nuevo récord negativo, de los tantos que consiguió en el último año: la administración Cambiemos consiguió romper el techo de la cantidad de personas que cobra el seguro de desempleo y, también, de la que pidió cobrarlo.

Según publicó Clarín la cantidad de trabajadores formales despedidos sin causa que están cobrando el seguro por desempleo alcanzó el récord de 108.357 personas, según los datos de la ANSeS a septiembre pasado, cifra que es récord histórico de la serie que arranca en enero de 2013.

No obstante, no es la única plusmarca que Macri consiguió quebrar respecto del tema desocupación con la crisis 2018: también es récord el número de personas echadas sin causa que están solicitando la prestación por desempleo. En septiembre se les otorgó a 16.057 trabajadores frente a 12.727 en septiembre de 2017 y 8.038 en enero de 2018.

El monto del beneficio equivale a la mitad de la mejor remuneración neta mensual, normal y habitual de los últimos 6 meses trabajados. Sin embargo, tiene un techo tan bajo que en promedio, en septiembre, los 108.357 desocupados cobraron $ 3.556, un 12% del sueldo promedio de los activos. Eso sucede porque actualmente ese beneficio tiene un tope de $ 4.205,47 que anula el de la mitad del promedio salarial semestral.

El tiempo o plazo de cobro de este beneficio depende de la antigüedad que registre el trabajador en el último empleo. Y puede percibirlo entre 2 y 12 meses como máximo. Quien fue despedido con una antigüedad de entre 6 y 11 meses tiene derecho a cobrar 2 meses este beneficio. Con una antigüedad de entre un año y 23 meses, cobrará por 4 meses. El plazo se extiende a 8 meses si ese trabajador tuvo una antigüedad de entre 2 años y 35 meses y hasta 12 meses para los que tuvieron una antigüedad de 3 años o más.

Con el avanzar de las cuotas, además, el monto se va reduciendo a un 85% del valor vigente y, luego, a un 70%. Si el trabajador despedido tiene 45 o más años, automáticamente se extiende el seguro de desempleo por un periodo de 6 meses.

Fuente: Política Argentina