Ese hecho ocasionó un cortocircuito y principio de incendio, según se había conocido por un parte filtrado de la última comunicación del ARA San Juan. El vocero de la Armada, Enrique Balbi, ratificó su veracidad, aunque aclaró que “esa avería fue subsanada y siguió navegando”.

En una conferencia de prensa que se demoró por más de dos horas, la Armada confirmó que el submarino ARA San Juan tuvo problemas minutos antes de desaparecer, hace casi dos semanas.

“Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías N° 3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías. Baterías de proa fuera de servicio, al momento en inmersión propulsando con circuito dividido. Sin información de personal. Mantendré informado”, señaló el parte del submarino fechado el 15 de noviembre a las 8:52.

El documento, dado a conocer en América 24, prueba que el Gobierno y la Armada sabían desde el primer día de los problemas del submarino, aunque el vocero Enrique Balbi respondió que “esa avería fue subsanada y siguió navegando”.

“Esta comunicación ocurrió. El parte fue dado por teléfono. El mensaje naval fue cifrado, para que no haya ningún tipo de tergiversación”, explicó Balbi y dijo haberle llamado la atención que “se difunda la información ahora”.

“Por el mal clima del mar, el agua ingresó por la ventilación y llegó a la batería de proa. Por eso se produjo un cortocircuito con principio de incendio, de humo sin llama. Por ello tuvo que seguir impulsándose con el sistema de popa”, señaló el vocero.

La jueza federal de Caleta Olivia que investiga la desaparición del ARA San Juan, Marta Yáñez,  citó a declarar al ministro de Defensa, Oscar “El Milico” Aguad, a prestar declaración testimonial.

También solicitó al funcionario que exima a la Armada de la Ley de Inteligencia Nacional (25.520) para que aporte la información confidencial que permita “reconstruir” el derrotero del submarino, así como las comunicaciones y las reparaciones que tuvo la nave.

Dos bases de la Armada que tienen asiento en Puerto Belgrano, el Comando de Adiestramiento y la Jefafura de Mantenimiento y Arsenales, se niegan por el momento a aportar al Juzgado Federal de Caleta Olivia información confidencial sobre todo lo concerniente a los últimos días de operatividad del ARA San Juan, bajo la excusa que ello es secreto de Estado.