Las denuncias realizadas por Carlos Alberto Beraldi, abogado de Cristina Fernández de Kirchner, sobre la presencia de un tóxico que apareció en el hogar de la Senadora nacional fueron confirmadas este lunes cuando personal de limpieza tuvo que ser trasladado al Hospital Clínicas producto de fuertes mareos, picazones en la garganta y en los ojos y dificultades para respirar.

El certificado médico que da cuenta de que lo que sucedió al día siguiente de los dudosos y polémicos allanamientos en la casa de CFK ordenados por el juez Claudio Bonadio, es verdad.

En dicho certificado, el médico de guardia del Hospital Clínicas escribió: “Por signos y síntomas de irritación en piel y mucosas, probablemente secundario o tóxico de contacto”.

"Una vez en el interior del departamento, cuando estaban ordenando la ropa y limpiando los estantes en el vestidor del dormitorio de mi representada, sintieron mareos, fuerte picazón en la garganta y los ojos y dificultades para respirar", explicó Beraldi en un comunicado emitido este lunes por la mañana.