Se trata de la renovación de créditos para Iecsa, Caputo y Cheek. La aprobación fue votada por unanimidad. Las firmas del primo de Macri, el mejor amigo del Presidente y de su cuñado, lograron la aprobación de créditos por parte del Banco de la Provincia. Todo con la aprobación de los directores del macrismo, el randazzismo, el Grupo Esmeralda y los del Frente Renovador.

Hace dos semanas el Banco de la Provincia de Buenos Aires aprobó créditos para  Ángelo Calcaterra, Nicolás Caputo y Daniel Awada. Además también hubo ese tipo de “regalitos” para el Jockey Club y para un colegio de Nordelta, vinculado a la familia del jefe de asesores, José Torello. La oposición los ratificó.

Según publicó hoy Pérfil, el monto principal de los beneficios a las empresas con vínculos con el macrismo va dirigido a la constructora Iecsa, de Calcaterra, a la cual se le concede “un margen rotativo por hasta la suma de $ 100 millones en carácter de renovación, para ser utilizados en préstamos de interés vencido”.

El subgerente general de Comercialización y Créditos de Banco Provincia, Juan Lasala, contestó que las firmas beneficiadas “están vinculadas al Banco desde hace años y que han recibido financiamiento de acuerdo con las líneas de crédito que la institución tiene vigentes”.

Otros de los beneficiarios polémicos es el Jockey Club, al cual se le otorgó “un descubierto en cuenta corriente por $ 4 millones”. El exclusivo club recibe subsidios del gobierno de la Provincia desde 2001. El margen de descubierto que se le otorgó fue para cubrir el desfasaje entre el subsidio y los pagos de sueldos a los empleados. Fue pedido por quienes se reúnen habitualmente en su sede social de la avenida Alvear al 1300.. Previamente, el banco había entregado créditos a Boca, el club que preside Daniel Angelici, y a San Lorenzo.

A Cheek Sociedad Anónima, la empresa textil del hermano de Juliana Awada, se le subió el margen de operaciones directas de 20 millones de pesos a 30 millones de pesos. Se trata de la firma que es dueña de la marca de ropa infantil Cheeky.

Por último, a Caputo Sociedad Anónima, la empresa constructora de Nicolás Caputo, se le renovaron márgenes de operaciones directas, descubierto de cuentas corrientes, al tiempo que se le subió el margen del préstamo amortizable de 8 millones a 10 millones. Es una forma de financiarle los propios intereses de créditos anteriores. El sueño de cualquier pequeña empresa.

Los beneficios fueron aprobados por todos los directores,  del macrismo y la oposición. No hubo objeciones de Eduardo Di Rocco, que responde a Florencio Randazzo, ni de Andrea García, del justicialista Grupo Esmeralda, ni de Daniel Arroyo, del Frente Renovador, ni del radical Diego Rodrigo.