En el día internacional de la mujer, se realizó en Buenos Aires una multitudinaria movilización por la igualdad de género y contra la violencia machista. Un manifiesto consensuado por el colectivo Ni Una Menos, se leyó en la plaza. Hubo incidentes y corridas frente a la Catedral.

Miles de mujeres, acompañadas por varones, se manifestaron esta tarde en el centro de la Capital Federal, marchando desde Congreso a la Plaza de Mayo, después de una jornada completa de ruidazos y paros como parte del programa global de lucha por el Día Internacional de la Mujer: por la igualdad y la libertad, por el aborto seguro, contra la discriminación, la violencia y el femicidio, que en Argentina provoca más de una víctima por día.

Las principales consignas emitidas en el documento leído en el acto fueron: "Una Justicia que no ampare el poder patriarcal", "Basta de femicidios: el machismo, la misoginia y el odio hacia lesbianas mujeres bisexuales y trans, nos matan", remarcaron entre algunas de las líneas que se escucharon.

"Salimos a las calles en defensa de nuestras vidas y por nuestros derechos como mujeres y como trabajadoras. Paramos las ocupadas y desocupadas, las asalariadas y las que cobramos subsidios, las cuentapropistas y las que realizamos tareas domésticas y de cuidado", destacó el documento leído por la locutora y periodista Liliana Daunes.

También alzaron su voz por el acceso de mujeres, lesbianas, travestis y trans a todas las categorías laborales en igualdad de condiciones con los hombres; el fin de la brecha salarial; el reconocimiento del “trabajo doméstico y reproductivo” de las mujeres en su aporte como valor económico; el acceso a licencias y asignaciones por violencia de género; licencias más amplias por paternidad y maternidad; paridad en la representación gremial, y la implementación de la ley de cupo laboral para personas trans.

El texto además abogó por el aborto legal, seguro y gratuito y recordó que en 2016 fue presentado por sexta vez en el Congreso el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo: "El aborto clandestino es la principal causa de muerte de mujeres gestantes. El aborto ilegal es femicidio en manos del Estado", denunciaron.

Más temprano, un "ruidazo" comenzó este mediodía con el paro internacional de mujeres una medida inédita a la que adhieren más de 40 países, que en Buenos Aires se propagó en las calles, oficinas, escuelas y en las cabeceras de las líneas del subte y estaciones del ferrocarril Sarmiento, donde las trabajadoras bajaron a las vías en Castelar.

Los bocinazos se comenzaron a escuchar poco después de las 12 por las calles de la Ciudad, donde en las puertas de los grandes edificios públicos empezaron a convocarse grupos de mujeres para dar inicio a un cese de actividades que se prolongó hasta las 15, en el marco de las reivindicaciones de género para marchar en el Día Internacional de la Mujer.