Con el objetivo de negociar y para los cien despidos y en reclamo de mejoras salariales para el sector, los dirigentes gremiales de los choferes cordobeses se sentaron hablar con el Gobierno y las empresas. El servicio de ómnibus se irá normalizando al correr de las horas del día.

Tras nueve días de huelga de paro, los colectiveros de la Ciudad de Córdoba decidieron este mediodía levantar la medida de fuerza, a fin de iniciar un diálogo con las autoridades que permita la reincorporación de los trabajadores despedidos y por las demandas gremiales presentada al gobierno provincial.

"Levantamos la medida", confirmó en declaraciones a la prensa el representante gremial en una de las empresas de transporte de Córdoba, que aseguró que "no va a quedar ningún trabajador en la calle".

Esta mañana, algunos choferes de Ersa, Coniferal y Aucor reanudaron sus actividades después de diez días de paro, a pesar de que otros mantenían una protesta en la sede local de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), a la espera de una reunión en el Ministerio de Trabajo provincial al mediodía.

De esta manera, los dirigentes gremiales se sentaron a negociar con el Ministerio de Trabajo de la provincia de Córdoba, los empresarios y la Municipalidad a fin de reincorporar a los cerca de cien despedidos y para que se abonen los días de paro.