En una entrevista radial, el presidente Alberto Fernández declaró: “Estamos analizando la posibilidad de hacer un corte para darle la posibilidad a la gente de quedarse en su casa. Una serie de días donde digamos: ‘Durante este plazo todos se quedan en su casa’. Está avanzado, estamos buscando el momento”.

Pese a las medidas que ya se tomaron en las últimas horas, desde el Gobierno no descartan la posibilidad de disponer una cuarentena “obligatoria” o paralización a la italiana: por el contrario, admiten que es una posibilidad que está “en análisis” y que todo dependerá de la evolución de la curva de contagios.

Según expresó Clarín mencionando a altas fuentes oficiales de Casa Rosada, esa medida “no está descartada” pese a que finalmente el fin de semana Fernández se inclinó por un paso “intermedio” con el cierre de escuelas y las licencias obligatorias en el sector público y la ampliación para los empleados privados contemplados en los grupos de riesgo.

La cuarentena “obligatoria” se empezó a evaluar la semana pasada, cuando se produjo un fuerte aumento de los casos confirmados y ante el temor de que crezcan los contagios y haya circulación local del virus.

A su vez, aseguran que Alberto Fernández estaría decidido a “cerrar todo”, permitiendo sólo a los ciudadanos circular para hacer compras en supermercados y farmacias o ir a hospitales.

En medio de la cuarentena, Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta se reunieron en Casa Rosada:
este miércoles, el presidente Alberto Fernández recibió en Casa Rosada al Jefe de Gobierno porteño. Durante la reunión, los dirigentes repasaron las medidas implementadas en conjunto, entre la Nación y la Capital Federal.

Además, de acuerdo con el Gobierno de Fernández, analizaron nuevas acciones para mitigar la propagación del coronavirus y paliar sus efectos. De la reunión, trascendió una foto en la que se ve al presidente junto al jefe del Ejecutivo porteño leyendo documentos.