El presidente del Centro de Industriales Panaderos del Oeste, Rodolfo Silva, advirtió sobre la caída del consumo per cápita de pan y reveló que "bajó el consumo de productos panificados, que son el 50 o 60% de caída que tuvieron las panaderías”.

El dirigente del sector indicó respecto al estudio de la Fundación de la Industria de Pan y Afines que dio como resultado que en la era Macri cerraron más de 150 panaderías y el consumo cayó entre 90 y 75 kilos por persona, que "a la gente le aumentó todo y el salario no aumentó nada”.

Asimismo, Silva relató: “Tengo una panadería en Morón. La luz me aumentó 10 veces, el gas me aumentó 15 veces. De gas me vino $50.000 y pagaba $4.000. Esa es la realidad”. Y puntualizó: “Tengo el pan entre $80 y $90, cuando asumió Macri lo tenía en $25".

“La harina ahora está estable, pero la llevaron a $1.000 bolsa de 50 kilos. Ahora te la bajan 50 pesos y pretenden que todos bajen el pan por eso”, se quejó el panadero.

Y sentenció: “Siempre hubo chicos que venían a pedir comida. Pero ahora hay gente que antes venía a comprar y ahora viene a pedir comida”.

Fuente: El Destape