Así lo aseguró el secretario general de la Asociación del Personal Superior de Empresas de Energía (APSEE), Carlos Minucci. De esta manera, analizó la grave situación que vive el sistema de generación y distribución de electricidad en el país. Ganancias extraordinarias para las empresas, tarifazos y cortes de luz.

“Hoy estamos ante una crisis grave, como resultado de que no logran satisfacer las demandas energéticas que contemplen el presente y el futuro del país”, describió Minucci en diálogo con Primereando las Noticias. “Bajo

la metodología de bajar costos, desprecian el servicio, hacen que falte material, disminuyen los sectores operativos, reducen la planta permanente de trabajadores, e ignoran la experiencia que este servicio requiere", dijo.

Y agregó: "Su política es entregar el complejo manejo del servicio eléctrico a tercerizados y a otros sistemas, para obtener así una reducción importantísima en sus costos laborales, llevando el servicio al actual estado de improvisación y vaciamiento estructural”.

Por su parte, Minucci cuestionó la "decisión del Gobierno de vender una participación accionaria en Transener -operadora de la red troncal de transmisión eléctrica en todo el territorio nacional", porque "va a afectar al Estado argentino y a sus habitantes". Además, "según informes difundidos, existen denuncias sobre las irregularidades en el procedimiento de venta, lo que muestra su verdadera intencionalidad, que no es otra que repetir el

desguace de las mismas, despojándose también de tres Centrales eléctricas como Ensenada Barragán, Brigadier López y Manuel Belgrano II”.

Por último, el dirigente sindical concluyó: “Nos oponemos terminantemente a las ventas de las empresas del sector dispuestas por el Poder Ejecutivo Nacional”.