El fiscal federal Federico Delgado investiga si fue "maliciosa" la inconsistencia detectada en la declaración jurada del presidente Mauricio Macri en la que se omitieron "algunas cuentas en el exterior y datos de dos sociedades" en el marco de la causa por Panamá Papers.

Delgado explicó en un programa radial que la causa en la que está implicado el Presidente refiere a "la inconsistencia de la declaración jurada del señor Macri, porque hay datos que debió consignar y no lo hizo", algo que es investigado por el fiscal, cuyo trabajo es "reconstruir si esa omisión es maliciosa o no".

"Si no es a propósito, es una falta administrativa, pero si es a propósito, es un delito", destacó Delgado, al recordar que las omisiones se hicieron respecto de "algunas cuentas en el exterior y datos de dos sociedades" y luego destacó que "a la denuncia nosotros tenemos que reconstruirla", aunque ello implique "al presidente o al último eslabón social".

Delgado asimismo señaló que fue el diputado denunciante Norman Martínez, del Frente para la Victoria, "quien pidió que se investigue si esas sociedades no se consignaron o si durante la vida patrimonial se cometió un delito", y afirmó: "Si es así, el Presidente es responsable".

El fiscal aseguró que la información "debe ser proporcionada por Bahamas, Panamá, Brasil, Italia e Inglaterra", y que "si hay buena voluntad, se demora un día", aseguró.

Delgado había destacado que la suerte de parte de la causa está atada a “la voluntad de los Estados”, pues de ellos depende que la Justicia pueda contar con la información necesaria para avanzar en la investigación.

“El sistema judicial autoriza a los jueces a librar exhortos pero las relaciones exteriores las maneja el Poder Ejecutivo. El flujo de la información no depende del Poder Judicial sino de la voluntad del Estado al que se le pidió la información y de la pericia del Estado que la solicita”, aseguró.