El titular de la cartera de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, afirmó este jueves que "no es tiempo de ahondar la grieta" y que "la gente busca certezas de la política" remarcando que a los sectores vulnerables hay que darles incentivos para mejorar su calidad alimentaria.

"No es tiempo de ahondar la grieta, la gente está mal y busca certezas de la política. La gente humilde no piensa en el dólar", apuntó el funcionario en diálogo con el programa "Ruleta Rusa".

 El ministro precisó que el año pasado se destinaron 28 mil millones de pesos en asistencia social y "este año ya van 80 mil millones".

Arroyo se mostró preocupado por la mala "calidad nutricional" de las familias de los sectores más vulnerables y adelantó que se está pensando en un "incentivo" para que la gente con su tarjeta alimentaria consuma carne, leche, frutas y verduras.

"Esa problemática tiene que ver con los costos de los alimentos y el sobrendeudamiento de las familias de menos recursos", agregó.

En tanto, Arroyo recordó que previo a la pandemia un total de 8 millones de personas recibían ayuda para comer mientras que la cifra actual es de 11 millones, en declaraciones a Radio Rivadavia.

Por otra parte si bien es responsabilidad del Anses, Arroyo anticipó que aún "no está definido qué pasará con el IFE" y si habrá una cuarta entrega, tras sostener que aún "se está terminando de pagar el tercero y ahora se está evaluando cómo seguir".