Los altos costos y la apertura indiscriminada de importaciones que lleva adelante Cambiemos, empuja a las grandes empresas a dejar de producir en el país. Las consecuencias de una fiesta para pocos.

En un contexto de crisis en el sector, productores lácteos denuncian que hay una importación indiscriminada de manteca y queso. El sitio minutouno.com, hizo públicas declaraciones de Marcelo Aimaro, presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe, quien denuncia la importación incontrolable de productos lácteos en gestión Cambiemos. "Hace meses que se importa manteca y quesos. Los industriales compran productos importados para abaratar los costos y así tener precios más baratos en la góndola, pero eso es una verdadera mentira porque en la realidad no pasa", a la vez que dispara contra el gobierno "No hay una política lechera y las inundaciones que afectaron a Santa Fe y Córdoba, e hicieron que la producción cayera de 8 millones de litros a no más de 5 millones".

De no creer: Argentina importa productos lácteos

Por otra parte, los precios de los productos importados no resultan los más económicos. En el supermercado COTO, la manteca uruguaya Conaprole cuesta $36 los 200 gramos, por encima de otras marcas locales, como Tonadita, a $ 33,30. Por el contrario, sí resulta más rentable comprar manteca uruguaya o quesos de Francia, ya que los costos laborales, de combustibles, impuestos, y servicios del país, elevan el costo del producción por encima del costo de importación. De aquí se entiende el aumento exponencial del ingreso de manteca exportada a la Argentina: en el primer semestre de este año el país compró al exterior 392.488 kilos de ese producto, un 537 por ciento más que los 73.070 kilos del año pasado.