El llamado fue realizado por el juez Federico Calvete, en la causa que se inició en 2007 y en la que hay 95 militares de todo el país denunciados por unos 120 ex combatientes. Se investigan casos de enterramientos, golpes y estaqueamientos, ordenados por mandos militares contra sus subordinados durante la guerra con Inglaterra de 1982.

La decisión del juez fue tomada luego de un pedido del fiscal Federal de Río Grande, Marcelo Rapoport, realizado en mayo pasado, en el que también requirió la detención de 26 militares.

"El llamado a prestar declaración indagatoria constituye un verdadero punto de inflexión, por primera vez en más de una década, los denunciados estarán frente a frente con el Juez, y se les expondrán los delitos de los que los acusa", señaló Jerónimo Guerrero Iraola, abogado del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas La Plata (Cecim).

El organismo, principal querellante en la causa, celebró la medida y aseguró que llevan "muchos años trabajando en la producción de evidencia, articulando con diversos sectores, interviniendo en forma activa en la causa".

"Noticias de este tipo son las que alimentan la esperanza de consagrar la Verdad y la Justicia y ver, efectivamente, condenados a los artífices del horror", agregó el secretario de Derechos Humanos del Cecim La Plata, Ernesto Alonso.