"El primero de febrero rige el aumento de la luz, mientras que el 1 de abril, el del gas", dijo el ministro de Energía. Otro capítulo de una historia conocida en 2016.

La historia se repite dos veces, decía un reconocido filósofo. Una como tragedia y otra como farsa. Y Juan José Aranguren parece estar dispuesto a darle la razón una vez más. Es que como en 2016, el ministro de Energía anunció aumentos en los servicios aunque volvió a jugar al misterio con los porcentajes.

El hombre de Shell en el Gobierno confirmó anoche los nuevos aumentos de luz y gas, pero no dio mayores detalles. "El primero de febrero rige el aumento de la luz, mientras que el 1 de abril, el del gas", afirmó como al pasar.

Y adelantó que en las próximas semanas se van a conocer los nuevos incrementos de las tarifas. Un procedimiento similar al que sucedió en 2016 que desencadenó las primeras protestas masivas contra el Gobierno de Mauricio Macri.

Para rematar el ministro se refirió al reciente aumento de los combustibles y no descartó próximas subas. Aranguren aseguró que el precio y los próximos aumentos "dependerán de cómo evolucionen los costos que tengan las industrias".