El presidente dijo que el Gobierno está buscando al joven desaparecido hace 10 días: "Hay búsquedas por distintos lugares sin mucha colaboración de esta organización que se declara con lineamientos bastante poco democráticos y bastante violentos”. Por su parte, Bullrich cuestionó a los mapuches y también a la familia de Maldonado y a los organismos de derechos humanos que según la funcionaria "instalaron la idea de una desaparición forzada de persona".

Mauricio Macri prefirió hablar poco sobre el tema en una entrevista radial. No hizo alusión a la represión de Gendarmería y mucho menos a la hipótesis que vincula a esa fuerza federal con la desaparición del joven de 28 años. Prefirió tildar de "antidemocráticos" a los mapuches.

En la misma línea se expresó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en una conferencia de prensa en la que aseguró que "Gendarmería no detuvo a Maldonado". Hoy, en un allanamiento ordenado por un juez federal se encontraron restos de sangre y cabellos en una camioneta de esa fuerza. En cambio, la funcionaria defendió a Gendarmería y cargó contra la familia del joven y contra los organismos de Derechos Humanos: "Esto no ha sido una desaparición forzosa, eso es una construcción de un sector".

Esta tarde, una multitud se convocará en Plaza de Mayo para reclamar la "aparición con vida" de Santiago Maldonado.