Una fuerte entrevista a un chico que busca comida en un comedor comunitario se conoció en las últimas horas. Le pidió a Macri que envíe más comida porque en la casa no alcanza. La notera no aguantó y se puso a llorar. La Argentina que el PRO no mira.

En los últimos días las redes sociales y la televisión mostraron fuertes contrastes sobre la realidad de nuestro país. El domingo el Gobierno hizo circular una foto de Antonia Macri "preparando un budín de mandarina", descalza por la calefacción en pleno invierno, en una cocina de lujo. Y a las pocas horas, como contracara, un niño que se alimenta en un comedor comunitario dio una entrevista en la que le pidió a Mauricio Macri "que mande más mercadería".

Lautaro tiene 12 años y todos los días busca comida para él y su familia en el comedor "Mamá sopa" de la villa 21-24 de Barracas. En una charla con una periodista de Crónica Tv, el nene contó como es la delicada situación que atraviesa en su casa y que los alimentos que se distribuyen en el barrio "no alcanzan".

"Yo quiero decir que el Gobierno, que mande más mercadería, porque yo en mi casa tengo mi familia y vengo a retirar comida para cinco", contó Lauturo frente a las cámaras, y explicó: "No alcanza desde mi casa, y mi mamá está todo el día a mate. Y vengo, merendeo acá, vengo a comer acá".

Antes las palabras del nene, la notera no pudo seguir con la nota y rompió en llanto. Lautaro se alimenta en el comedor "Mamá sopa" de la 21-24 de Barracas y expuso la crisis que están atrevsando los sectores más vulnerables de la sociedad.

Esta historia contrasta con la imagen de la hija de la familia presidencial que Juliana Awada divulgó en su Instagram.

Preparando budín de mandarina.

Una publicación compartida de Juliana Awada (@juliana.awada) el