A ocho días de la fuga de los hermanos Christian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci, el presidente Mauricio Macri retomó sus actividades y, en un gesto de respaldo  María Eugenia Vidal, prometió profundizar el combate contra el narcotráfico en todo el país.

"Todos sabemos que lamentablemente que por la inacción, incapacidad o complicidad del anterior gobierno ha avanzado en esta década como nunca antes lo había hecho. No es un tema de una provincia o una región. Es un tema que afecta a todos los argentinos, daña a los jóvenes, ataca a la familia y corrompe nuestras instituciones", dijo desde Mar del Plata, a donde viajó para inaugurar la temporada de verano.

El Presidente se comprometió a "dar batalla sin cuartel" contra el avance de la droga. Para eso, pidió "mejorar y prestigiar no solo una Justicia independiente, sino también las fuerzas de seguridad".

"Estamos invirtiendo en tecnología para mejorar nuestras fronteras y estamos dialogando con el mundo para volver a trabajar en red", informó.

Fue la primera vez que Macri y Vidal se mostraron juntos desde la fuga de Víctor Schillaci y los hermanos Martín y Cristian Lanatta, quienes cumplían condena en el penal de General Alvear: fueron condenados a perpetua, ya que la Justicia consideró que fueron los sicarios del triple crimen de la efedrina en General Rodríguez.

Más tarde, el Presidente y la gobernadora se reunirán a solas. Se prevé que allí Vidal le transmitirá los últimos avances y las próximas medidas en la búsqueda de los prófugos. Desde la Patagonia, el presidente se mantuvo informado en un permanente diálogo por teléfono.

Este domingo, cayó Marcelo Mallo, ex jefe de Hinchadas Unidas Argentinas. También capturaron a su hija. Los acusan de tener armas ilegales. El detenido había sido mencionado durante la investigación del triple crimen por sus vínculos con los hermanos Lanatta. Y ahora es sospechoso de formar parte de la logística externa que permite a los prófugos esquivar a la Policía.

En el Ejecutivo bonaerense, hay certezas de que los prófugos cuentan con respaldo policial.