Con 171 votos a favor y solo uno en contra, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción anoche a la denominada "Ley Micaela" sobre prevención de violencia de género, un proyecto que el Gobierno se vio obligado a incluir en el temario de extraordinarias tras el impacto de las últimas denuncias de abuso sexual.

La iniciativa que tomó ese nombre en homenaje a Micaela García -la joven asesinada en abril de 2017 en Gualeguay- establece la capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado en todos sus niveles y jerarquías.

Según este proyecto, cada organismo estatal definirá la modalidad de las capacitaciones que deberán ponerse en marcha dentro del primer año de vigencia de la ley. Mientras que el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), como autoridad de aplicación de la norma, deberá certificar la calidad de esas capacitaciones y tendrá a su cargo las que correspondan a las máximas autoridades de cada poder.

El único voto en contra de la propuesta fue el diputado y autoproclamado precandidato presidencial, Alfredo Olmedo, del espacio Salta Somos Todos, quien además festejo su postura al asegurar en Twitter: "He sido el único diputado nacional que he votado en contra de la Ideología de Género, voy a seguir sosteniendo que Dios creó al hombre y a la Mujer".

A pesar de no haber expresado su postura durante el debate, ya había dejado en claro el tema luego de su encuentro en Brasil con Jair Bolsonaro, quien asumirá la jefatura de Estado del país vecino el próximo 1° de enero. Allí destacó que ambos coincidieron en la preocupación por el tratamiento de la ideología de género.

olmedopresidente on Twitter

 

olmedopresidente on Twitter

Fuente: El País Digital