En su primera sesión virtual, la Cámara de Diputados aprobó este miércoles por unanimidad y giró al Senado un proyecto de ley que exime del Impuesto a las Ganancia las horas extras o guardias realizadas por trabajadores de la salud y de seguridad durante la pandemia del coronavirus, a la vez que otorga una pensión graciable a los familiares de los empleados fallecidos por estas tareas.

La iniciativa, que obtuvo 252 votos, establece que quedan exceptuados de Ganancias desde el 1 de marzo hasta el 30 de septiembre las remuneraciones por horas extras y guardias en virtud de la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19. Este beneficio lo tendrán los profesionales, técnicos, auxiliares (incluidos los de gastronomía, maestranza y limpieza) y personal operativo de los sistemas de salud pública y privada y el de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, de la Actividad Migratoria, de la Actividad Aduanera y Bomberos que presten servicios relacionados con la emergencia.

Además, se otorgará una pensión graciable a los familiares de los trabajadores esenciales que fallecieron mientras desarrollaban su tarea al frente de la pandemia del coronavirus. Será para los cónyuges o convivientes, en el marco de una unión convivencial, y los hijos solteros hasta los 21 años. La suma será equivalente al doble del haber mínimo jubilatorio, a la que se le aplicarán los aumentos de movilidad correspondientes a los otorgados a las jubilaciones ordinarias.