Se aprobó durante la madrugada por amplia mayoría, tras una sesión que fue calificada como "histórica". La norma habilita a que el 50% de las listas legislativas estén compuestas por mujeres.

La Cámara de Diputados sancionó bien entrada la madrugada del jueves la ley de paridad de género, la cual obliga a las fuerzas políticas en todo el país a intercalar hombres y mujeres en las listas a cargos electivos legislativos.

El proyecto había sido aprobado el año pasado en el Senado, tenía dictamen pero aún no había ingresado en el temario de las sesiones, cosa que finalmente sucedió cuando a las 2 de la mañana Victoria Donda pidió apartarse del reglamento e incluirlo.

Si bien Monzó y Negri, autoridades de la Cámara, rechazaron en un primer momento salirse del temario, la insistencia de Donda y el apoyo de la mayoría hizo que la discusión se hiciera presente.

En ese sentido, la legisladora radical Karina Banfi pidió la palabra y disparó. "Estamos a favor de la paridad y hay compromiso de nuestras autoridades de llevarlo a labor parlamentaria y discutirlo como corresponde. Queremos un debate, pero no vamos a permitir que nos vengan a manejar a las 2 de la mañana la agenda. Respetamos los acuerdos políticos. No somos un cachivache", gritó la diputada.

Quien le respondió fue Graciela Camañao: “Esto me hace acordar a aquella sesión en la que 14 diputadas paramos el presupuesto para aprobar la ley de cupo. Si no lo hacíamos, muchas no serían diputadas. Estamos aprovechando una oportunidad”.

Tras ser votada la incorporación en el temario como último punto, las mujeres solicitaron que se votara de forma inmediata, lo que fue aceptado por el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Con 165 votos a favor y 4 en contra, de los diputados de izquierda, el proyecto finalmente se convirtió en ley y las diputadas que lo impulsaron festejaron el hecho como una “sesión histórica”.

Con la nueva ley, las listas de las próximas elecciones legislativas deberán intercalar hombres y mujeres sucesivamente.