Con 127 votos a favor, 66 en contra y tres abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado este jueves un proyecto impulsado por el justicialista Diego Bossio para liberar el precio del papel para diarios.

La iniciativa deroga ocho artículos de la Ley 26.736, que declaró de interés público la producción, comercialización y distribución de este insumo.

Con la medida surgida en 2011, se garantizaba el acceso a ese insumo a un único precio el cual estaba regulado mediante una fórmula de actualización.

Según aseguró ayer Bossio durante su presentación en el Congreso, la ley aprobada durante el kirchnerismo "no dio resultados", al tiempo que advirtió que el proyecto fue como consecuencia del pedido de los trabajadores de la empresa.

"Mientras que hace unos años de vendían 204.000 toneladas de papel prensa en Argentina el ultimo año 115.000 toneladas. La recesión explica una parte (de esa caída), pero fundamentalmente se explica por un cambio de tecnología acerca de cómo se comunica", dijo Bossio. 

Desde el Frente para la Victoria, el diputado Pablo Carro afirmó que la ley de 2011 permitía que "todos puedan pagar el mismo precio por el mismo papel" y agregó: "Esto retrotrae a la situación previa cuando Papel Prensa tenia precios diferenciados para distintos medios. Lo sufrían los medios que eran competencia de Clarín y La Nación".