Los miembros del triunvirato de la central obrera tuvieron que esconderse en un local del Sindicato de Comercio, luego del acto realizado hoy en Plaza de Mayo. Cánticos como “paro, general” o"¡pongan la fecha, la puta que lo parió!", acompañado por insultos y basura que caían sobre los dirigentes, sirvieron para materializar el repudio generalizado. Mirá el video.

[embed]https://youtu.be/o7G416v8sPI[/embed]

Luego de no anunciar la fecha de un paro general los dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) tuvieron que escapar de una multitud que les arrojaba insultos y elementos que tenían a su alcance.

Los insultos comenzaron cuando Juan Carlos Schmid abrió su primer discurso, mientras pasaban las palabras y el dirigente no realizaba auncios de importancia comenzaron los primeros insultos; luego fue el turno de Carlos Acuña, que siguió la línea de su antecesor en el escenario y allí fue cuando empezaron los primeros canticos; para finalizar Héctor Daer fue el que más interrumpidos, ya que nunca se expresó una fecha exacta del paro general. Solo anuncios.

Al cerrar el acto frente al Ministerio de Producción, en Diagonal Sur y Chacabuco, comenzaron los incidentes volaron vallas y sillas de plástico y los líderes del triunvirato de la CGT debieron resguardarse bajo el escenario.

El escenario fue tomado por trabajadores que tildaban a los dirigentes de "traidores", "vendepatria" y "chupapijas de Macri". "Se va a acabar, se va a acabar, la burocracia  sindical", corearon.

Los manifestantes se robaron el atril con el logo de la CGT. A eso siguieron golpes, empujones, corridas e insultos a Daer, Acuña y Schmid, quienes se fueron custodiados hasta sus autos de alta gama, estacionados imprudentemente a metros del escenario.

Dirigentes sindicales en fuga: Así fue el escape