Más de 150 docentes e investigadores de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) presentaron, en la ciudad de Neuquén, un documento en apoyo al pueblo mapuche, en el que destacaron la importancia de que "se dé a conocer y sea respetada la preexistencia del pueblo mapuche, sea reconocida como legítima la legalidad y justeza de los derechos territoriales del pueblo mapuche y sea tratada la prórroga de la ley 26.160 para evitar futuros desalojos".

La antropóloga Jorgelina Villareal, en diálogo con la prensa, señaló que "como docentes e investigadores extensionistas venimos trabajando hace muchísimos años y nos preocupaba el tratamiento que se estaba haciendo en los medios de comunicación y las acciones concretas en relación a allanamientos, desalojos y el tema del vencimiento de la ley 26.160".

"Como universidad, estamos asentados en este territorio, que es territorio mapuche en términos de la preexistencia que se reconoce en las constituciones provincial y nacional; en los claustros de nuestra universidad tenemos presencia del pueblo mapuche, y sentíamos la necesidad y el deber ético de poder compartir con la sociedad cuál es nuestra posición como docentes e investigadores, y cuáles han sido los resultados que han arrojado nuestros estudios", explicó Villareal.

La antropóloga hizo referencia a la situación de los seis integrantes de la comunidad mapuche Campo Maripe a los cuales la fiscalía buscará mañana imputar por el delito de usurpación de tierras en 2014, cerca de Añelo, en el megayacimiento de energía no convencional Vaca Muerta.

"En Campo Maripe el tema es complicado, porque se hizo un relevamiento que en lo que respecta al informe histórico antropológico, en todas las pruebas que se aportaron, no sólo en términos de entrevistas, sino documentación, fotografía, evidencia del terreno, fueron desestimadas por provenir de las ciencias sociales y por suponer que eso no permite comprobar la preexistencia", explicó la investigadora.