Un informe elaborado por el sitio web El Destape, revela como se desarrollo la contratación de una empresa del nieto de Mirtha Legrand, la que  había sido justificada por el funcionario que firmó el arreglo.

Fabricaciones Militares fue uno de los sectores del Estado más golpeado por el ajuste que realizó el macrismo apenas asumió sus funciones. Esa área, dependiente del Ministerio de Defensa, sufrió el vaciamiento que dejó a 140 personas sin trabajo, entre ellas mujeres embarazadas. Este hecho sucedió en enero, a menos de un mes de la asunción de Mauricio Macri a la presidencia.

Meses después, en septiembre más precisamente, se dio a conocer un escandaloso contrato de parte de Fabricaciones Militares con la agencia que conducen Nacho Viale y su padre. El organismo la contrató por un millón y medio de pesos para que la agencia donde el nieto de Mirtha Legrand es accionista (SVGV S.A.) maneje la comunicación de ese lugar.

Nacho Viale, reconocido por su afinidad al macrismo (de hecho rechazó la propuesta que tuvo de parte del Gobierno de dirigir la TV Pública) y el funcionario que firmó la contratación salieron al cruce de las versiones en su momento.

El interventor de Fabricaciones Militares, Héctor Lostri, afirmó por esos días que "se trató de una licitación pública". Y contó que a la licitación de ese trabajo de comunicación se presentaron "tres o cuatro oferentes" y la ganó la empresa de Salem Viale González Villanueva (SVGV).

Sin embargo, El Destape accedió a toda la documentación de la polémica contratación y pudo confirmar que los datos proporcionados por el funcionario son errados.

De estos documentos se extrae que la licitación no fue pública, como afirmó Lostri. Según el folio 5 de la contratación queda explicitado que fue una "licitación privada nacional".

Por otra parte, el folio 8 da cuenta de un adelanto de dinero por el 30% del servicio contratado a la empresa SVGV de 453.750 pesos con el procedimiento del tipo "Compulsa Abreviada por Urgencia". Esta modalidad fue usada por el gobierno de Macri en la Ciudad para pagarle los jugosos contratos a Fernando Niembro, antes de que se destapara el escándalo y el periodista tuviera que bajar su candidatura a diputado por el PRO. Este tipo de contratación sirve para abreviar los tiempos que suelen demorar meses para el cobro.

Además, del convenio entre ambos en los cuatro primeros folios del expediente se confirma que no hubo "tres o cuatro oferentes" como había dicho el interventor sino que fue único oferente y fue la empresa de Viale.

Documentos desnudan la mentira del contrato con Nacho Viale en Fabricaciones Militares
Documentos desnudan la mentira del contrato con Nacho Viale en Fabricaciones Militares
Documentos desnudan la mentira del contrato con Nacho Viale en Fabricaciones Militares