Eduardo Duhalde indicó este martes que la situación social de la Argentina "es peor que la del 2001" y consideró que "si no la ordenamos, sonamos".

El ex mandatario detalló que de  "no imponer a los sectores más desfavorecidos sistemas preparados para la clase media y alta". En ese contexto, dijo que en Italia, donde estuvo hace poco, se venden fideos sueltos: "Acá no, está todo preparado para los supermercados. Es una vergüenza".

Un peronista no puede hacer ostentación ante la situación dramática que vive la gente, vimos que hay gente que no tenía nada y a los dos o tres años estaba ostentando", dijo.

"Estoy penando con el partido, vemos que podemos hacer", dijo y propuso organizarse "con toda la gente de buena voluntad que quiera sumarse", sin dejar afuera a la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.