A su regreso del viaje a España el próximo 15 de septiembre, Duhalde se comunicará con los dirigentes justicialistas que integraron la conducción del PJ que fue elegida por un congreso realizado en 2015 en el municipio de Avellaneda, que todavía se encuentra judicializado en la Cámara Nacional Electoral (CNE).

Omar Gadea, el secretario político del dirigente bonaerense, confirmó la versión. Además, el propio Gadea es uno de los apoderados de la línea interna del PJ, Justicia y Dignidad Peronista, plantea que “las autoridades actuales del PJ son ilegales” porque “fueron elegidos en una forma irregular y eso la Justicia lo sabe y va a fallar a favor nuestro”.

En caso de que la justicia no dictamine intervenir el PJ y avale el Congreso de Avellaneda que consagró a Duhalde como presidente del partido, desde el espacio justicialista no kirchnerista impulsan la realización de un nuevo congreso partidario para “demostrar en la Justicia que existe una intención de normalizar el PJ”.

El propio Duhalde días atrás fue quien volvió a situarse dentro de la escena política al asegurar que se va a “encargar de reorganizar el PJ”, aunque como dirigente experimentado nunca dejó de ser una fuente de consulta de varios peronistas que integran la actual conducción del partido que el ex presidente desconoce y quiere enfrentar.

En coincidencia con varios gobernadores peronistas, Duhalde también opina que la ex presidenta “Cristina (Fernández de Kirchner) es el pasado” y todas las acciones son para conformar un peronismo alejado del kirchnerismo.

Al igual que en las filas del PJ que conduce el diputado José Luis Gioja, en el espacio justicialista que avala Duhalde no fue bien recibida la foto entre el ex candidato a presidente por el Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, y Cristina Kirchner y por eso llaman a la actual conducción del partido “los kirchneristas residuales”.

La idea de Duhalde, según su secretario político, es “formar un espacio peronista para ayudar al Gobierno a resolver los problemas sociales y económicos y tener un PJ que no ponga palos en la rueda sino que mantenga un diálogo fluido como un cogobierno porque muchos integrantes de Justicia y Dignidad Peronista votamos a Macri”.

Desde el justicialismo duhaldista estiman que si se resuelve la cuestión partidaria y Duhalde es el líder pejotista, la mayoría de los gobernadores, legisladores, intendentes y sindicalistas se sumarían a ese espacio y “se unificaría en serio el peronismo”.

Las autoridades del congreso de Avellaneda son Duhalde, Adolfo Rodríguez Saá, Juan Carlos Romero, Carlos Acuña, Ramón Puerta, Aldo Pignanelli, Jorge Matzkin, Miguel Angel Toma, y Eduardo Arnold, entre otros.