El flamante ministro de Hacienda dijo que hay que reducir los aportes que el empleador realiza por cada trabajador. También, anunció que habrá "recortes" en el gasto público para bajar el déficit.

En una serie de entrevistas dadas a diversos medios gráficos, el nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, volvió a plantear la reducción del déficit fiscal como el principal objetivo de su plan económico, para lo cual planea eliminar “impuestos distorsivos que frenan el crecimiento del trabajo” y el recorte en el gasto estatal.

“La tarea que cumplió Alfonso Prat-Gay para ordenar la economía fue muy importante, pero ahora nosotros tenemos una tarea diferente que nos pidió el presidente Mauricio Macri. Esto es recaudar equitativamente y eliminar los impuestos distorsivos que frenan el crecimiento de la economía”, afirmó el funcionario durante una entrevista con el portal de noticias Infobae.

Entre esos “impuestos distorsivos”, Dujovne nombró los gravámenes a los ingresos brutos, porque “afectan a toda la actividad productiva”, y al trabajo que, según argumentó, “frenan la creación de empleo”. En ese sentido, indicó que “los aportes patronales que deben hacerse al Estado por cada trabajador son altos con respecto a los niveles que se registran en el resto del mundo y explican, en parte, por qué la Argentina tiene hoy 35% de empleo negro”.

“El presidente Macri nos pidió reducirlos para aumentar el nivel de empleo y en eso estamos.Me preocupa mucho el impacto que tienen los impuestos al trabajo. Los ingresos de los que trabajan en el sector informal de la economía son la mitad de los que lo hacen en el sector formal. Y esto sin contar que los primeros no tienen protección en caso de despido, ni tienen obra social”, subrayó.

También adelantó que se estudia una reducción del impuesto al cheque y el IVA, luego de quitar el reintegro del 5% de este último para las compras con tarjetas de débito. Sobre las razones de esa decisión, el nuevo ministro aseguró que la medida “tenía un elevado costo fiscal y no cumplía su propósito de desalentar el uso de efectivo” y que “se beneficiaba a un solo sector de la sociedad que no lo necesita”.

En relación al objetivo concreto para este 2017, Dujovne señaló al diario Clarín que el Gobierno aspira a “sobrecumplir el déficit de 4,2% del PBI para este año”, que equivale a $411.000 millones, con el propósito de “ahorrar el exceso de recursos para bajar ese 4,2%”. Para lograrlo, “los pilares del recorte serán el reordenamiento del gasto en la administración pública y en las empresas del Estado, la rebaja de subsidios a la energía y el transporte por la suba de tarifas”, precisó.