Bajo el titulo “Entre la miseria y el interés privado” la Televisión alemana reflejó el plan del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno Nacional para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018, mientras miles de ciudadanos no tiene trabajo, pasan hambre, y viven en uno de los barrios donde hay mayor mortalidad infantil del mundo.

A través de entrevistas, estadística e imagenes de archivo se reflejó la realidad de Ciudad de Buenos Aires y del país durante los Juegos de Buenos Aires 2018, partiendo de la base que el Comité Olímpico Internacional tiene como objetivo “brillar”, sin importarle el costo elevado que demanda la organización de los Juegos para la Ciudad.

En el comienzo, el informe muestra imágenes de la Villa 20, destacando que allí los Juegos Olímpicos de la Juventud están muy lejos y que lo único que importa en uno de los barrios más carenciados de la Ciudad, “es conseguir una changa o colgarse a un cable de electricidad sin ser descubierto”.

Al mismo tiempo, que destacan que la Villa 20 se encuentra en los primeros puestos del ranking de mortalidad infantil y tuberculosis. Un vecino del barrio, relata a la prensa internacional que viven “sin agua corriente, electricidad y cloacas”. A tan solo 500 metros se encuentra la Villa Olímpica y el Parque Olímpico, los centros deportivos donde el Gobierno de la Ciudad invirtió miles de millones para desarrollar los Juegos de Buenos Aires 2018. Un cordón de edificios, divide los dos mundos y permite que los atletas no vean más allá.

 El informe también refleja la galopante inflación del 45%, la  devaluación constante del peso y los condicionamientos del FMI.

Andrea Conde, Legisladora de la Ciudad, es entrevistada y cuenta que con un día de presupuesto, del costo total de Buenos Aires 2018, se puede pagar el costo del SAME, o el costo de cinco horas de Juegos se puede pagar el presupuesto anual de la entidad que protege a las mujeres de violencia de género, en un país donde muere una mujer cada 30 horas a causa de violencia. Usan un video de archivo donde Mauricio Macri, por entonces Jefe de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que en la Ciudad de Buenos Aires “no tenemos que hacer ninguna inversión. Tenemos todo lo que se necesita, estadios y canchas”. El tiempo, deja a la luz su mentira.

En un país con índices elevados de pobreza y en un contexto económico adverso, el Gobierno destinó miles de millones en la organización de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Pero el Presidente del Comité Olímpico Internacional fue consultado por el costo y dijo “solo sé que se gastó un 40 % de lo presupuestado, pero mejor pregúntele a los organizadores”. Lo único que se conoció de manera oficial es que la infraestructura pasó de valer 126 millones de dólares a 435 millones de dólares, mientras que la realización se duplicó en gastos, dejando atrás los 105 millones de dólares proyectados, y costando 210 millones de dólares.

El informe además trata la problemática que se vive con el Cenard, predio deportivo que quedó en jaque y mate por parte del Gobierno de la Ciudad y el Gobierno Nacional, al construirse el Parque Olímpico de Villa Soldati. Allí los dirigentes políticos, piensan un gran y millonario emprendmiento inmobiliario.