Una de las noticias más comentadas involucró a la reconocida cocinera Maru Botana: la empresa prestadora de servicio eléctrico Edenor escrachó en sus redes sociales un local gastronómico con el nombre de la repostera por tener una conexión clandestina.

A pesar de que, inicialmente, se juzgó a Botana por “colgarse” de la luz, ella dio una versión distinta. Según aseguró se trata de un local de franquicia y el verdadero dueño es otro famoso.

"Yo no soy dueña. Ese local es una franquicia de Alejandro Stoessel”, afirmó la cocinera, en referencia al director televisivo y padre de la cantante de Tini Stoessel.

En este sentido, sostuvo que, por lo que tiene entendido, la razón por la que Edenor le retiró el medidor al negocio “fue por falta de pago".

Edenor Clientes on Twitter

Fuente: Infonews, El Destape