Morán Sergia sufre las consecuencias de un ACV, tiene demencia cenil, y EPOC, usa respirador, debe ser aspirada y nebulizada continuamente en su hogar de Isidro Casanova y, como si esto fuera poco, Edenor le cortó el servicio eléctrico pese a estar inscripta en el Registro de Electrodependientes por Cuestiones de Salud desde noviembre

"Yo venia abonando una factura acorde a lo que consume una casa promedio, 672 pesos, pero Edenor comenzó a mandarme facturas de enorme números, impagable para mi mamá, ella es jubilada" explicó su hija Carina y agregó: "Hoy me cortaron la luz. Fui a Edenor y tras una mediación y un pago de 700 me devuelven la luz. Pero me dicen que tengo que pagar la deuda, para mi es imposible".

"Si no hubiese estado la hija hubiese terminado en algo trágico", alertó el presidente de la Asociación Argentina de Electrodependientes, Mauro Stefanizzi y fue tajante: “El compromiso de pago para restituirle el servicio (que le hizo la empresa a la familia) es una extorsión, porque no le pueden cortar la luz a las personas electroependientes”, tal como lo garantiza la ley".

Los casos se multiplican, esta menor de edad también electrodependiente, está sin luz desde hace más de 19 horas y también está inscripta en el RECS.

Fuente: Diario Registrado