Fuentes cercanas a Primereando confirmaron que hace pocos días las autoridades de las empresas eléctricas le anunciaron al sindicato Luz y Fuerza la intención de reducir el plantel de trabajadores y reemplazarlo por obreros de la construcción.

Mientras que hora tras hora aumenta la cantidad de vecinos de la provincia de Buenos Aires con falta de suministro eléctrico y distritos enteros se encuentran a oscuras, los directivos de Edenor y Edesur están concentrados en bajar los costos en lugar de brindar soluciones a los vecinos. El aumento de tarifas no se vio reflejado en la calidad del servicio, sino todo lo contrario.

Según fuentes del sector, las distribuidoras preparan un plan de ajuste inspirado en la política aplicada durante los años 90 por las empresas eléctricas. En aquella ocasión, los miles de trabajadores de Luz y Fuerza despedidos, fueron reemplazados por empleados del gremio de pasteleros.

Para conocer los detalles del plan anunciado esta semana, Primereando intentó comunicarse, sin suerte, con los dirigentes de Luz y Fuerza de Capital. Lo que se sabe hasta ahora, es que el plan consiste en reducir la planta de trabajadores de las empresas mediante el retiro voluntario, y, en una segunda instancia, con despidos masivos. Las tareas que dejen de cumplir los trabajadores agremiados, serán realizadas por obreros de la construcción que obviamente no cuentan con la preparación para manipular la red eléctrica.

La empresa Edenor comenzó a implementar un plan piloto con trabajadores de la UOCRA en el municipio de La Matanza. Las consecuencias fueron desastrosas. En el video que ilustra la nota se puede observar cómo un obrero de la construcción se electrocuta intentando darle luz a los vecinos de Ituazaingó. El afán de las empresas por llevarse la mayor cantidad de dinero posible genera el deterioro alarmante del servicio, la precarización de la labor de los trabajadores y la muerte. Hasta cuando?