El estudio reveló que el 52% de los argentinos responsabiliza al Gobierno que encabeza Horacio Rodríguez Larreta, por los incidentes ocurridos en la previa de la suspendida final entre River Boca.

El sondeo indica que para un 44% el responsable del ataque a los jugadores de Boca es el club River Plate y para un 16% es el Gobierno nacional. 

Respecto de la renuncia del ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, responsable del operativo, un 90,2% está de acuerdo y un 7,8% opina en sentido contrario.

Sobre si la Superfinal River-Boca debe volver a jugarse, un 61,6% de las personas encuestadas considera que sí, y el 27,5% opina que no.

Consultados sobre el cambio de estadio, un 62,5% está de acuerdo con que no se juegue en el Monumental y un 27,5% no está de acuerdo. Además, un 68,9% no quiere que se juegue en el exterior y el 22,7% ve con buenos ojos que se dispute en el Santiago Bernabéu.

Por último, ante la pregunta de si el Gobierno nacional va a terminar con la violencia en el fútbol, un 75,4% cree que no y 11,8% piensa que sí va a poder resolver la problemática.

El sondeo fue realizado entre el 26 y 28 de noviembre en todo el país. Se realizaron 950 entrevistas mediante la técnica de IVR, sobre una muestra representativa de la población.

Fuente: El País Digital