El legislador oficialista manifestó su apoyo a endurecer las políticas de seguridad y justificó el asesinado de Facundo Ferreyra en Tucumán.

El diputado nacional de Salta Somos Todos se metió de lleno en el debate sobre el accionar de la Policía por el asesinato del joven Facundo Ferreira de 12 años y lanzó una lamentable advertencia. También, se mostró a favor de que haya una política más dura en materia de seguridad.

En una entrevista con la agencia de noticias NA, advirtió que “si un delincuente no quiere ser abatido por la espalda, es simple, que no salga a delinquir" y marcó que si un asaltante "se resiste ante la voz de alto y efectúa un primer tiro al aire, lamentablemente el policía tendrá la posibilidad de tirarle".

Además, pidió que "los presos cumplan la condena que se les dio, sin bajarle un día de pena y que dentro de la cárcel trabajen todos" y apostó a construir "una cárcel de máxima seguridad en la Isla de los Estados (Tierra del Fuego) para delincuentes de alta peligrosidad".

"El policía tendrá que tener un protocolo de máxima seguridad y tiene que formar parte de un grupo especial preparado. Delincuente que no se resiste ante la voz de alto y de un primer tiro al aire, lamentablemente, el policía tendrá la posibilidad de dispararle", sostuvo el diputado aliado de Cambiemos.

Asimismo, manifestó que “la pena de muerte la están llevando adelante los delincuentes y no tienen protocolo” y reiteró: “Si usted no quiere que la Policía actúe en su contra no sea delincuente”.

Ante el debate que se abrió por el accionar de las fuerzas de seguridad, Olmedo no titubeó para apoyar que hay que “devolverle la autoridad a la Policía, no el autoritarismo, y que haya así un mayor orden, mayor control y una mayor requisa".

Para finalizar, el legislador contó que presentó un proyecto de ley para “prohibir que los menores no podrán estar en la vía pública después de las 23:00, a menos que esté acompañado por sus padres".

Fuente: El Destape