Es potestad de la democracia la posibilidad de expresar los pensamientos sin censura, sin embargo éstos deben ceñirse a ciertas normas, y ha llegado el punto de preguntarse si lo de Etchecopar no configura una apología del delito. Este fragmento rescatado de su actuación en el Teatro Colonial de Zarate es parte de la prueba.

Mirá el video:

Fuente: Sin Censura, Diario Registrado