La intención de los legisladores es suspender por un año la devolución del IVA dispuesta en la Ley 26417, que tiene un techo de $300, y en su lugar otorgar $1.500. “Las suma fija que proponemos adicionar viene a corregir la pérdida de poder adquisitivo ocasionada por los incrementos desmedidos de los costos en la economía, generados por los irracionales aumentos de las tarifas públicas y las enormes transferencias de recursos hacía el capital concentrado y la actividad financiera”, argumenta el proyecto en sus fundamentos.

Asimismo, la iniciativa plantea que cuando se instrumente la devolución del IVA, los montos tengan un carácter contributivo y puedan ser considerados a la hora de calcular la movilidad “para que no se siga perdiendo el poder adquisitivo de los haberes jubilatorios”.

“Frente a la crisis económica desatada por el actual Gobierno nacional con sus políticas de ajuste e inflación, que reducen el tamaño de la economía y consecuentemente los ingresos de Sistema Previsional, presentamos este proyecto a fin de que sea rentas generales quien solvente el aumento establecido”, sostienen los legisladores.

El proyecto lleva la firma de Héctor Recalde, Luis Basterra, Alejandro Abraham y Rodolfo Tailhade.