Los maestros bonaerenses realizaron una clase pública frente a la Legislatura para rechazar el despido de miles de trabajadores de la educación y defender los derechos jubilatorios del sector. El titular de SUTEBA, Roberto Baradel, llamó a fortalecer la unidad.

Tras la decisión del Gobierno de María Eugenia Vidal de echar a unos 7.000 trabajadores de la educación provisionales y suplentes, el Frente de Unidad Docente se manifestó para exigir que se revierta la medida.

“Esta decisión unilateral de la Dirección General de Cultura y Educación de dejar cesantes a miles de docentes pone en riesgo a las escuelas y genera más incertidumbre para las familias, los estudiantes y los trabajadores de la educación ante la falta de cobertura de horas de clases en asignaturas y materias específicas”, señalaron los maestros en el marco de una clase pública realizada esta mañana frente a la Legislatura provincial.

El Frente de Unidad también expresó su rechazo al intento de Vidal de modificar el sistema jubilatorio para los docentes.

“Vamos a dar pelea a brazo partido para que no toquen el IPS (Instituto de  Previsión Social), para que no toquen el derecho de los jubilados; vamos a defender a los docentes que quieren echar y a pelar por un salario digno”, remarcó el titular del SUTEBA, Roberto Baradel.

Si bien el gremialista dijo que aún “es pronto para hablar de un paro”, aclaró que “si el Gobierno persiste en este tipo de decisiones, va a llevar a una situación de conflicto”.

“Ellos quieren fracturar el Frente de Unidad Docente, lo quisieron hacer este año. Si fracturan el Frente de Unidad Docente nos pasan por arriba. Por eso, tenemos que estar espalda con espalda defendiendo la educación pública”, concluyó.