El Diputado Nacional del FPV por la Provincia de Buenos Aires, Rodrigo Rodríguez, presentó el proyecto que busca garantizar por ley el Programa PROGRESAR.

El PROGRESAR fue creado en el año 2014, en la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, y se consolidó como política pública destinada a acompañar la trayectoria de vida de jóvenes entre 18 y 24 años en situación de vulnerabilidad social, garantizándoles nuevas oportunidades para continuar sus estudios educativos en todos los niveles y de formación para el trabajo.

Desde el inicio de la implementación del programa y hasta el mes de Enero del año 2017 se había alcanzado un número de destinatarios del derecho superior al millón de jóvenes. Los informes públicos destacan una importante porción de jóvenes que comenzaron a estudiar a partir de la percepción de este derecho y otro enorme porcentaje que encontró allí una oportunidad concreta de acceder a los materiales de estudio, gastos de traslado y otras necesidades a afrontar.

El Diputado autor del proyecto afirmó que “durante el transcurso del año 2016, la implementación del programa PROGRESAR comenzó a verificar demoras en los pagos, dificultades de acceso, distorsiones y falta de claridad en la comunicación a los jóvenes e incluso suspensiones totales o parciales del derecho a percibir la prestación económica sin causa fundada”.

En esa línea destacó que “recientemente se conoció que por un “error administrativo” más de 400.000 jóvenes pertenecientes al programa vieron afectada total o parcialmente la percepción del beneficio. Sumando a ello la reducción presupuestaria de $2.500 millones de pesos en el actual presupuesto y el bajísimo nivel de ejecución por parte del organismo responsable, nos hace pensar que Macri pretende incorporar el PROGRESAR en la lista de derechos quitados al pueblo argentino”.

Ante esa amenaza el proyecto busca garantizar el derecho por ley.

Además, la iniciativa establece un aumento en el monto de la percepción económica que reciben los jóvenes llevándola a los $ 1350, y a los fines de evitar los congelamientos en el monto (desde el año 2015 no se actualiza) se establece que la percepción será móvil y se actualizará dos veces al año según el índice de movilidad del régimen previsional.

Según varios consultas realizadas a entidades educativas el atraso en la actualización del monto, y las permanentes dificultades que se les presentaron durante el 2016 y lo que va de este año ha llevado a muchos jóvenes que habían encontrado una oportunidad para continuar o terminar sus estudios a tener que abandonarlos.