El titular del ANSES, Emilio Basavilbaso, expuso por primera vez en el Congreso. Aseguró que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad tiene más recursos y que este año no se venderán acciones.

Emilio Basavilbaso expuso por primera vez ante la Bicameral de control de fondos de seguridad social, donde aseguró que el fondo de garantías de sustentabilidad (FGS) creció desde diciembre y prometió no vender este año acciones del organismo en empresas, adquiridas por Cristina Kirchner cuando estatizó las AFJP.

Su presencia fue requerida por la oposición sobre todo tras la sanción de la ley de reparación histórica, que garantizó el pago de deudas previsionales a beneficios de fallos judiciales y a quienes se vean beneficiados por ellos, aun sin haberse acercado a Tribunales.

Basavilbaso sorprendió con un sinfín de balances, que dejó temprano en mesa de entrada del Senado para que los legisladores puedan repasar luego de su exposición.

El dato sorprendente que dejó es que desde el 10 de diciembre el FGS calcula un crecimiento de sus activos en dólares, aun cuando gran parte de su cartera es en pesos. A muchos legisladores de la oposición les pareció necesario repasar los números para corroborarlo.

“El FGS pasó de tener 28.440 millones de dólares el 5 de diciembre de 2008 a 55.285 millones de dólares el 30 de septiembre de 2016, con una tasa acumulada del 14,8% correspondiente al período enero – septiembre 2016”, informó el jefe de Anses.

Basavilbaso negó que vaya a vender las acciones del FGS en empresas este año, aun cuando el Gobierno presionó para quedar habilitado a hacerlo en la ley de reparación histórica y el titular del Fondo, Luis Blaquier, recorrió Wall Street buscando inversores.

"El FGS no ha vendido acciones, sino que ha comprado, principalmente de YPF, dado que hay un crecimiento de los valores de las acciones de las empresas argentinas", aclaró el jefe de Anses.