El Gobierno negocia un acuerdo de precios con panaderos fundamentalmente del área metropolitana (Gran Buenos Aires y Capital Federal) para ofrecer un pan, tipo flauta, con una rebaja entorno al 33%. El kilo pasará a valer 80 pesos por un período de 3 meses, hasta mayo inclusive.

En la actualidad, el kilo más económico no baja de los $120, pero puede encontrarse el mismo tipo de pan hasta $190 el kilo.

El acuerdo, que encabeza el Ministerio de Desarrollo de Social con distintos molineros y comerciantes para consensuar el subsidio de la harina por un monto de 36 millones de pesos a fin de ofrecer al menos en los barrios más postergados del AMBA, y también de algunos puntos del país, un kilo de pan a $80.

Por el momento, serán casi 500 bocas de expendio, de un total de 26.000 panaderías del conurbano bonaerense. El pan a "precio popular" también se ofrecerá en locales de la Ciudad.

Durante 2020, el kilo de pan tipo flauta subió un 29,7% de acuerdo al relevamiento del Indec. Pasó de 108 pesos en diciembre de 2019 a 140,13 en diciembre de 2020. Ese mismo porcentaje fue el incremento en la bolsa de harina, que de venderse a 750 pesos a inicio de 2020 terminó en 1.100 pesos a fines del año pasado.

¿Las razones del brutal salto en la bolsa de harina? El precio internacional del trigo. Aumentó en el mercado interno un 87% en 2020, de acuerdo a los valores de la Bolsa de Cereales de Rosario. Así las cosas, entre diciembre de 2020 y principios de febrero, la bolsa de harina duplicó su precio, literal.

Pero no fue la única materia prima que se incrementó. En solo un mes, también tuvieron alzas significativas la margarina (64,2%) y la grasa (44%), otros dos insumos básicos para la elaboración de distintos panificados.

"La situación se volvió imposible para los panaderos. El año pasado, la bolsa de harina pasó de $750 a $1100 (46,6%), y ahora en un mes se duplicó el valor. Pero no es lo único. Está habiendo desabastecimiento", dice en diálogo con minutouno.com Gastón Mora, presidente de panaderos de Avellaneda.

De acuerdo al dirigente, "el otro día pedí 7 bolsas y sólo me garantizaban 1. No hay, es la única respuesta. Tampoco estamos pudiendo conseguir azúcar, viene faltando en las últimas semanas al igual que el aceite".

Las complicaciones para garantizar los insumos básicos para la elaboración de productos de panadería se completa con las mayores dificultades de pago. Ante la crisis y la caía de ventas, los panaderos suelen financiar las compras con pagos a 30 días, "pero ahora exigen a 7 días o no entregan la mercadería, que encima es poca", se queja Mora.

En este contexto, vienen manteniendo reuniones con Desarrollo Social de la Nación para firmar el acuerdo por el subsidio de la harina. Sería anunciado en los próximos días. Este portal se comunicó con la cartera que conduce Daniel Arroyo y señalaron que las negociaciones están avanzadas, y si bien aún no hay fecha de lanzamiento del acuerdo, sería en los próximos días.

La bolsa de harina no forma parte de Precios Máximos. El kilo de harina en góndola sí tiene un valor planchado desde marzo del año pasado, aunque sufrió dos ajustes en julio y octubre de 2020 entre 5% y 4% cada uno.

En ese sentido, desde la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) expresaron que está congelado el precio de la harina de trigo desde marzo del año pasado en un contexto donde la inflación fue del 36% y la devaluación del 44%.

"Necesitamos tener una solución urgente, porque no hay manera de seguir produciendo con un precio ajustado al público sólo un 9% y la materia prima (que es el 80% del costo) aumentó más del 70%", explicó a minutouno.com Diego Cifarelli, presidente de FAIM.

La Mesa de Trigo, que la integran 15 entidades de la cadena agroindustrial, desde de productores a bolsas de cereales, exportadores y molineros, se reunieron para abordar la situación del mercado y elaboraron un documento en el que le reclaman al Gobierno que "establezca una fórmula de actualización de precios acordes con los valores actuales del trigo y de los índices inflacionarios previstos durante el año".

"Hasta el momento no tuvimos ningún avance por parte del Gobierno. Venimos hablando con el equipo de la secretaria de Comercio, Paula Español, pero seguimos con la misma rigurosidad, sin poder ajustar el precio. Lamentablemente las empresas no van a poder seguir produciendo harina", alertó Cifarelli, aunque precisó que "por el momento no hay desabastecimiento".

El pan tipo flauta que mide el Indec aumentó en 2020 un 29,7%, por debajo de la inflación Alimentos y del índice general de precios.

Por su parte, Mora pide mayor intervención estatal en el mercado interno para regular los precios, pero no subiendo retenciones a los cereales, sino que "el Estado compre un molino pueda así tener diferenciado el valor de la harina y el pan para el consumo local".