El Gobierno compensará a Edenor con $41 millones, que serán transferido en términos reales a la Distribuidora en febrero de 2019, luego de un reclamo legal realizado por parte de la empresa eléctrica.

La distribuidora había pedido que se reconsideraran los cuadros tarifarios aprobados por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) para agosto último.

Edenor advirtió que en el cálculo de los valores del Cuadro Tarifario no se incluyeron ajustes posteriores (ex-post) por el recupero de los topes aplicados a los usuarios de la tarifa social, entre diciembre de 2017 y abril de 2018. Como no se realizaron los ajustes posteriores correspondientes y el ENRE solo instruyó un nuevo esquema de porcentajes tope, la compañía entendió que debía ser compensada.

Además, la empresa reclamó 77 millones de pesos a partir de la diferencia entre los valores utilizados por el ENRE para calcular las diferencias a su favor por incrementos de impuestos y tasas: Edenor se quejó de "que no está obligada a soportar una carga que la ley no manda, es decir, en este caso, la falta de reconocimiento de sus menores ingresos por aplicación de los topes a los usuarios de la Tarifa Social".

Sin embargo, el Gobierno determinó que para el recupero de los topes correspondiente debe realizarse otro reclamo frente a la Secretaría de Energía Eléctrica, mientras que en cuanto al pedido por los $77 millones, sí reconoció una diferencia de $32 millones, que actualizados a agosto 2018 alcanzan a $41 millones.

L a resolución oficial adelantó que el monto será transferido a la contratista en el mes de febrero de 2019. Al mismo tiempo, el ENRE viene aplicando duras sanciones a Edenor y Edesur, a partir de controles en la calidad del servicio: Edesur fue multada con más de $290 millones, mientras que Edenor deberá pagar $170 millones