La empresa brasileña Hispamar fue autorizada por el Gobierno para proveer servicios satelitales mediante un satélite geoestacionario que funciona en la banda en que debería operar el Arsat III, paralizado por la gestión de Cambiemos.

Así salió publicado este lunes en el Boletín Oficial. Con esta nueva autorización, son más de 25 los satélites extranjeros que habilitó el macrismo para operar en el país, lo que implica pérdida de autonomía, y además le quita mercado a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT) creada en 2006.

“Autoriza a la empresa HISPAMAR SATÉLITES S.A a proveer facilidades satelitales mediante el satélite geoestacionario denominado AMAZONAS-5, en la banda de frecuencias Ku planificada, desde la posición orbital geoestacionaria de 61° de Longitud Oeste”, dice el Boletín Oficial.

Fuente: Orsai, Diario Registrado