Sigue la disputa entre el Gobierno macrista y al Justicia por más de 100 mil pensiones por discapacidad. Cambiemos no quiere pagarlas, mientras un fallo judicial obligó a restituir el beneficio. Ahora el Ejecutivo decidió volver a apelar la medida cautelar. Mientras siegue el conflicto, casi 200 mil personas siguen sin cobrar el beneficio.

Hace unas semanas, la jueza Adriana Camaratta, titular del Tribunal Nº 8 del juzgado de la Seguridad Social, suspendió la decisión del ministerio de Desarrollo Social que había dado de baja 170 mil pensiones por invalidez. Lo hizo mientras la Cámara resuelve la cuestión de fondo. Mientras tanto obligó al Estado a pagar todos los beneficios a más de un millón de personas.

Sin embargo, el Gobierno volvió a apelar y de este modo no se pagarán las retribuciones suspendidas. Vale recordar que en su momento, cuando se conoció la noticia, la ministra de Desarrollo, Carolina Stanley, aseguró que se trató de un "error administrativo".

Mientras se da la disputa entre el Gobierno y la Justicia, el gobierno avanza con cambios en el sistema de reparto de pensiones no contributivas. Actualmente se pagan más de un millón, aunque Cambiemos quiere bajar notablemente ese número. Entre las modificaciones, está la obligación de presentar un “certificado único de discapacidad (CUD)”.

Advierten especialistas y organizaciones que representan a personas con incapacidad que ese trámite puede tardar entre 6 meses y un año. Además, el CUD deja afuera patologías que hoy son tenidas en cuenta para una pensión, como HIV, chagas, lupus, entre otras. Estiman que podrían caerse 600 mil pensiones de ese modo.